Datos personales

22 de diciembre de 2011

Abandonado a la felicidad





2 comentarios:

Jesús maría ruiz dijo...

Soberana delicia,delicada inocencia, más ese rayito de sol en su carita , lo estropea un poco

Huellas dijo...

Gracias por el comentario, lo he corregido y he hecho una variación a ver si te gusta