Datos personales

15 de abril de 2012

Pendiente de un hilo




6 comentarios:

Tanito dijo...

Otro de esos mundos que tu nos muestras. Minúsculos universos cuyo mérito no es tanto fotografiarlos, que lo es, como adivinar, o mejor dicho, saber que están ahí y preocuparse en buscarlos, en apreciar sus perfiles y reflejos y, sin duda vivirlos. Reservado para sensibilidades exquisitas y escasas como la tuya.

¡Una miradita, primita!.

(¡Coño, me acabo de dar cuenta que lo de la mirada es en mi blog donde te lo había escrito, jajaja!; bueno, pues eso...)

Huellas dijo...

Me resulta difícil bajar a la tierra con tanto subidón de ego que me das. Pensandolo bien me alegra porque el telediario me lo deja por los suelos jeje.
En realidad lo de buscar los pequeños universos creo que va unido a llevar una cámara en la mano, detenerse y observar, vamos demasiado deprisa eso es todo.
Gracias Tano por tus visitas y cariño

susi underground dijo...

Sutileza, no se me ocurre otra palabra que defina mejor ese hilo, fino, fino, pero que ahí está.

Abrazos, Anita.

Huellas dijo...

Gracias Su, delicadeza en tu comentario se me ocurre a mi para ti.

Mi cariño

Jesús ruiz dijo...

Buen detalle, el hilo de araña

Huellas dijo...

Ojo avizor Jesús... que te voy a contar