Datos personales

26 de octubre de 2011

Círculo cerrado

No vislumbro sonidos en los parches que te ocultan
No hay luz en tu mirada, ni esperanza ni deseo.
No hay preguntas ni respuestas.
Hay nada en el vacío.




Nota:
Nos dijeron que las heridas eran de hacía varios días. Primero,  un cazador furtivo y luego,  un perro asilvestrado.
Pasamos con él sus últimos momentos







2 comentarios:

Jesús maría ruiz dijo...

Uhmmmm,buenos versos, pero...no todo es lo que desearíamos

Huellas dijo...

ummmmm, quizás... no sepamos ni lo que deseamos.....