Datos personales

21 de octubre de 2012

Provoca... verdad?





Lo encontré en una feria de decrepitudes...digo de antigüedades.





4 comentarios:

Tano dijo...

Recuerdo, ANA, un referendum de Franco siendo yo un crío. La gente iba a votar, y a votar que sí, naturalmente, porque estaban totalmente convencidos de que era una obligación y les daba pánico las represalias. Se presuponía que un referendum era eso, como el deber de ir a misa o de bautizar a los niños.
Los referendums de Franco deberían haber sido una provocación para cualquiera.
15 o 20 años después de su muerte me tocó ser presidente en una mesa electoral, y en mi barrio todavía quedaba muchísima gente con esa idea metida en la cabeza. Te podría contar anécdotas que te harían alucinar, pero no quiero extenderme.
La incultura, y especialmente la incultura política en este país ha sido, y desgraciadamente en muchos casos sigue siendo, inconmensurable.
Volviendo al caso de tu foto, te diré que los casos más extremos de machismo que yo he conocido los he visto en ideas y actitudes de otras mujeres, lo que resultaría realmente irrisorio si no fuera por lo que tiene de trágico. Esto último supongo que incluso a ti te habra tocado sufrirlo en alguna ocasión.
A veces recuerdo cosas y casos que a día de hoy me parece imposible que hayan ocurrido.

Besosss, muuuchos.

Huellas dijo...

Lo primero, GRACIAS, por compartir esos momentos de tu vida conmigo. Y sí, yo también he sufrido ese machismo del que hablas a través de las propias mujeres pero no tenían otra referencia, no es por justificarlas, es lo que les habían inculcado y el miedo hace estragos.
En este país, la religión ha tenido reprimida a una gran mayoría de la población a través del miedo, bueno y en la mayoría de los países donde la educación es escasa, y la población sigue guiándose como corderos.
Ahora nos llama la atención un cartel como el de la foto pero por desgracia, no hemos cambiado tanto.
Sólo hay que ver que en vez de recortar el grifo a la iglesia, se recorta en educación al pueblo... no estamos tan lejos.

He visto el poema de tu perrilla y me ha emocionado de veras, era linda eh?

Un abrazo y besotes

elpoetaartesano anónimo anónimo dijo...

Ahora puede parecer raro, pero le costo mucho a la mujer votar, incluso al principio la insultaban y cosas así cuando iba a las urnas.
Gracias Ana por compartir.
Saludos

Huellas dijo...

Gracias a tí poetaartesano por la visita y por dejar tu huella.

Un abrazo